El Nacimiento de Venus y La Divina Proporción

La castración de Urano, fresco de Giorgio Vasari y Cristofano Gherardi, c. 1560 (Sala di Cosimo I, Palazzo Vecchio, Florencia).

Tomo literal de Los Mitos Griegos Vol. I de Robert Graves:

LA CASTRACIÓN DE URANO. Urano engendró a los Titanes en la Madre Tierra después de haber arrojado a sus hijos rebeldes, los Cíclopes, al Tártaro, lugar tenebroso en el mundo subterráneo que se halla a la misma distancia de la tierra que la tierra del cielo; un yunque que cayera tardaría nueve días en llegar a su fondo. En venganza, la Madre Tierra incitó a los Titanes a que atacaran a su padre, y ellos lo hicieron, encabezados por Crono, el más joven de los siete, al que ella armó con una hoz de pedernal. Sorprendieron a Urano mientras dormía y fue con esa hoz de pedernal con lo que le castró el cruel Crono, asiendo sus órganos genitales con la mano izquierda (la que desde entonces ha sido la mano de mal agüero), y luego los arrojó al mar  junto con la hoz, desde el cabo Drépano. Pero algunas gotas de la sangre que fluía de la herida cayeron sobre la Madre Tierra, y ésta dio a luz a las Tres Erinias, furias que vengan los crímenes de parricidio y perjurio y se llaman Alecto, Tisífone y Megera. Las ninfas del fresno, llamadas Melíades, nacieron también de esa sangre. Los Titanes pusieron en libertad a los Cíclopes que estaban en el Tártaro y concedieron la soberanía de la tierra a Crono.

El Nacimiento de Venus -Sandro Botticelli.
El Nacimiento de Venus es un gran temple sobre lienzo que data de aproximadamente 1478, mide 172,5 x 278,5 cm y se encuentra en la Gallería degli Uffizi, en Florencia.

EL NACIMIENTO DE AFRODITA. Afrodita, Diosa del Deseo, surgió desnuda de la espuma del mar y, surcando las olas en una venera, desembarcó primero en la isla de Citera; pero como le pareció una isla muy pequeña, pasó al Peloponeso y más tarde fijó su residencia en Pafos, Chipre, todavía la sede principal de su culto. La hierba y las flores brotaban de la tierra dondequiera que pisaba.

Detalle – El Nacimiento de Venus

En Pafos las Estaciones, hijas de Temis, se apresuraron a vestirla y adornarla. Algunos sostienen que surgió de la espuma que se formó alrededor de los órganos genitales de Urano cuando Crono los arrojó al mar; otros que Zeus la engendró en Dione. hija del Océano y Tetis, la ninfa del mar, o bien del Aire y la Tierra. Pero todos están de acuerdo en que se echa a volar acompañada de palomas y gorriones .

Detalle -Céfiro, El Nacimiento de Venus

Afrodita («nacida de la espuma») es la misma diosa de extenso gobierno que surgió del Caos y bailó sobre el mar y que era adorada en Siria y Palestina como Íshtar o Ashtaroth… (Robert Graves)

El Cuadro

En la segunda mitad del XV la pintura florentina adquiere un carácter refinado,  de sorprendente vivacidad. Los contactos con la pintura flamenca introducen el gusto,  en cierto modo burgués, por lo concreto, aunque interpretado siempre con mayor digni­dad clásica. Surge el gusto por lo doméstico y cotidiano, conforme con la realidad de la burguesía acomodada florentina cuyos trajes, ambientes y costumbres se reproducen en todo tipo de escenas que se convierten, en muchos casos, en cuadros de género. El pintor más famoso de este ambiente es SANDRO BOTICELLI, excelente dibujante y gran colorista, que nos deja figuras de gran belleza, quizás los rostros más bellos del Re­nacimiento.

Detalle -Nacimiento de Venus

En esta obra, no existe preocupación por la perspectiva ni por la creación del espacio, hay un desprecio consciente a lo experimentado anteriormente. La preocupación se centra en la línea, lo curvo, los fondos planos, y la profundidad atmosférica. Prima el dibujo sobre la imitación de la naturaleza. Es una forma de representar lo que hoy se llama “arte intelectualizado”.

Detalle -Nacimiento de Venus

La pintura nos muestra una temática que se relaciona con las doctrinas neoplatónicas. En esta obra, trata de reconstruir una pintura del pintor ateniense Apeles, descrita en una poesía de Poliziano.

Detalle -Nacimiento de Venus

El tema deriva de la literatura homérica, recogida en las “Metamorfosis” de Ovidio, en un episodio en el que se narra como la ninfa Hora tiende su manto a Venus Andrómeda, que surge del mar desnuda sobre una concha, mientras soplan sobre ella el viento del oeste, Céfiros y su amante, la ninfa Cloris.

Detalle -Nacimiento de Venus

En esta obra observamos en el centro, encerrada en un triángulo, la figura de Venus, ligeramente curvada, representando en su silueta la curva praxiteliana, acompañada a su izquierda por Céfiros y Cloris, que dibujan una diagonal, y a la derecha, también en diagonal, la ninfa Hora que traza con el manto con el que se va a recubrir a Venus, otra línea curva, cerrando así la composición por el lado derecho. La figura central, Venus, está directamente inspirada en la Afrodita de Cnido de Praxiteles y en la serie de Venus púdicas helenísticas.

Detalle -Nacimiento de Venus

Un aspecto, quizá más descuidado o inadvertido por los críticos y profesores de arte, sobre esta obra, es su rigor geométrico.

Aquí presento un breve (puede hacerse más amplio) apunte geométrico del cuadro de Sandro Botticelli “El nacimiento de Venus”, donde se comprueba el rigurosísimo uso que hace de la divina proporción, la sección áurea, el rectángulo áureo, la espiral áurea,… Dedicado especialmente a mi hija. Puede verse a pantalla completa HD, es una presentación PowerPoint pasada a vídeo.

El Descendimiento: Roger Van der Weyden

El descendimiento -Detalle

Roger Van der Weyden nace hacia 1400 en Tournai, donde realiza su aprendizaje con Robert Campin durante seis años. Como buen pintor flamenco, Van der Weyden va a dedicar especial atención a los detalles, el vivo colorido y el realismo de las figuras, pero a esto se debe añadir el dramatismo que caracteriza sus escenas, como elemento esencial de su pintura. Murió en Bruselas en el año 1464 después de haber trabajado para la alta nobleza flamenca, retratando a muchos de sus miembros.

El descendimiento -Roger Van der Weyden

El descendimiento de la cruz (en neerlandés, De Kruisafneming), es considerada la obra maestra de este pintor, conocida generalmente por “El Descendimiento”. Es un óleo sobre tabla, pintado con anterioridad al año 1443, probablemente hacia 1436. Mide 220cm de alto y 262 cm de ancho.

Reseña desde el Museo del Prado:

“El gran maestro de Tournai centra la composición en la Compassio Mariae, la pasión que experimenta la Virgen ante el sufrimiento y la muerte de su Hijo. Para traducirla en imágenes, el pintor escoge el momento en que José de Arimatea, Nicodemo y un ayudante sostienen en el aire el cuerpo de Jesús y María cae desmayada en el suelo sostenida por San Juan y una de las santas mujeres.

El descendimiento -María Magdalena Detalle

 La riqueza de sus materiales -el azul del manto de María es uno de los lapislázulis más puros empleados en la pintura flamenca de la época- y sus grandes dimensiones, con las figuras casi a escala natural, evidencian ya lo excepcional de la obra.

El descendimiento -Detalle

El espacio poco profundo, de madera dorada, en que Weyden representa a sus figuras y las tracerías pintadas de los extremos superiores -imitando también la madera dorada-, al igual que el remate rectangular del centro, las hacen semejar esculturas policromadas. Además, el engaño óptico se refuerza aún más por el fuerte sentido plástico que Weyden imprime a sus figuras, siguiendo el ejemplo de su maestro Robert Campin, como hace en todas sus obras tempranas.

El descendimiento -Detalle

Weyden maneja con maestría las figuras representadas en un espacio limitado al fondo y en los extremos, donde los movimientos opuestos y complementarios de San Juan y la Magdalena cierran la composición.

El descendimiento -Detalle

En el interior de ese espacio sobresale el juego de diagonales paralelas que diseñan los cuerpos de Cristo y de María, poniendo de manifiesto su doble pasión. Impactan los gestos, la contención con que se expresan los sentimientos y el juego de curvas y contra curvas que une a los personajes”.

El Descendimiento de Cristo, se puede admirar en el madrileño Museo del Prado.

El Descendimiento de Cristo, se puede admirar en el madrileño Museo del Prado.

Eugene Delacroix: Viaje a Marruecos, “Acuarelas”.

Eugene Delacroix

Nació el 7 de floreal del año VI de la Revolución, es decir, el 26 de abril de 1798 en Charenton-Saint-Maurice, cerca de París.

Fantasía árabe ante las puertas de Meknés.

Calificado por Baudelaire como el “más moderno de los artistas”, Delacroix despreciaba su época, odiaba el progreso y era conservador en sus gustos y actitudes; considerado de manera unánime la encarnación del Romanticismo en Francia, el pintor desdeñaba esta consideración y se reafirmaba como pintor clásico, respetuoso de la tradición, aunque no del academicismo. Ferdinand-Eugène-Victor Delacroix es la materialización consumada de las paradojas, grandezas y dispersiones del movimiento romántico.

Mujer bañándose

Puerta del judío

Delacroix, como romántico, no había podido sustraerse al interés por Oriente, por lo exótico, que tanto proliferaba en Francia e Inglaterra y que llenó, durante décadas, España y el norte de África de ávidos buscadores de lo pintoresco y extraño, encontrándolo muchas veces donde no lo había.

Conversación morisca, Viaje a Marruecos, Eugene Delacroix

Recomendado por la actriz Mars al conde de Mornay, Delacroix forma parte de la delegación enviada por el gobierno francés ante el sultán de Marruecos, en el contexto del expansionismo galo por este país y Argelia.

Dos mujeres árabes sentadas, estudio para “Las mujeres de Argel”

Entre enero y julio de 1832, el pintor recorre Tánger, Mequinez, el sur de España y Argel. Su cuaderno de viaje, repleto de dibujos y anotaciones, habrá de proveerle de material durante el resto de su vida. Obras como Mujeres de Argel en su apartamento deben su nacimiento a las profusas observaciones realizadas en este periplo, que refuerza su preferencia por el estudio del color y la acción de la luz sobre los tonos locales, así como su gusto por los maestros españoles, con Murillo a la cabeza.

Interior árabe

En este clip, presento las acuarelas que realizó a lo largo de este viaje.

Vídeo: C. R. Ipiéns

Música: Luís Delgado-Al Andalus,

Temas: Marrakesh, Sevilla y Rabat; La huida de Abd al Rahman; La orfebrería en los reinos de Taifas; Gentes del libro