Gian Lorenzo Bernini: Escultura Barroca

Tomo como en otras ocasiones, el espléndido apunte que me proporciona mi compañero y amigo D. José Luque Baena (Desde aquí mi total reconocimiento y agradecimiento), acerca del Barroco y de este principal escultor.

NOTA: Click en todas las imágenes para ampliar.

Vaticano

El arte barroco tiene su origen en Italia desarrollándose durante el siglo XVII y primeros decenios del XVIII, aunque no están claros sus límites crono­lógicos ni sus etapas. Las primeras muestras se dieron a fines del XVI, ex­tendiéndose por el resto de Europa en la centuria siguiente con un retraso cada vez mayor en sus inicios a medida que nos alejamos del país de origen y permaneciendo en algunos países, como ocurre en España, hasta bien entrado el s. XVIII.

Su difusión abar­ca casi toda Europa y América Latina teniendo buena acogida principalmente allí donde las condiciones culturales religiosas y políticas eran parecidas a las de Ita­lia y siendo rechazado,  por contra, donde esas condiciones eran muy diferentes.

El término “barroco” tiene un confuso significado: para unos equivale a algo artificioso y confuso; otros lo hacen derivar del nombre que recibían en las colonias portuguesas las perlas deformes e irregulares (“barocas”). Lo que resulta seguro es que su nombre se empleó inicialmente con carácter peyorativo. Arte barroco equivalía a una forma de arte degenerado, inarmónico, confuso, opuesto a lo clásico. Durante  mucho tiempo se consideró a este arte con cierto desprecio, como si se tratase de un arte decadente. Hoy, por el contrario, se le valora como una de las más grandiosas creacio­nes de la historia del arte.

Fauno (Detalle), Bernini

Frente al Renaci­miento, que había sido equilibrio, medida, sobriedad, racionalismo, lógica, el barroco fue movimientoansia de novedad, gusto por los contrastes y por la mezcla audaz de todas las artes. Fue tan dramático, exuberante y teatral, como serena y contenida había sido la época precedente. Si el Renacimiento se dirigía a la razón, el Barroco apelaba al instinto, a los sentidos, a la  fantasía.

El nuevo estilo refleja  perfectamente el estado de la sociedad de su tiempo. Se trata de un arte ostentoso que viene a ser una expresión del poder absoluto de los grandes monarcas. El gusto por lo monumental, lo sorprendente, lo rico y deslumbrante son, en efecto, expresiones del poder y la autoridad y un reflejo, propagandístico  en buena parte, de la buscada grandeza del monarca, de la nación o de la Iglesia.

Castillo de Versalles, Salón de los espejos.

Algunos teóricos sostienen la idea de que el barroco es “una constante históri­ca” que se repite de forma periódica,  constituyendo la tercera fase de todo estilo: la fase decadente posterior al periodo de auge de cada estilo que se considera clásico. Focillón, que defiende esta teoría,  señala tres fases en todo estilo: preclásico, clásico y barroco.

Al comienzo de su desarrollo el estilo barroco estará íntimamente ligado al servicio de la Iglesia Católica y será un arte eminentemente religioso,  pero con el tiempo se irá distanciando de ella y se hará civil e incluso doméstico.

Modelo (Boceto) León Fuente, Roma. (Nueva York)

  ESCULTURA EN ITALIA: BERNINI 

Durante el Barroco la escultura tiene un gran desarrollo, tanto como decoración arquitectónica como en la faceta de escultura independiente. Aunque existen variantes en los distintos países de Europa, podemos, sin embargo, generalizar las siguientes características:

los materiales empleados varían según los países: En Italia y Francia se prefiere el mármol y el bronce mientras que en España se prefiere la madera policromada,  alcanzándose, en la factura, la perfección técnica y el virtuosismo.

 la textura de las superficies, con un pulido generalmente moderado, consi­gue grandes efectos de calidades.

 interés por el movimiento: frente al equilibrio renacentista, la escultura barroca presenta un dinamismo de actitudes y ropajes: gesticulación de brazos y manos y demás miembros del cuerpo, ropajes que parecen agitarse con el viento(paños volantes).

las composiciones son de esquema libre, predominando las diagonales, líneas serpentinatas y formas abiertas. Las ex­presiones son tensas e incluso exageradas,  sorprendiendo las figuras por su actitud declamatoria y por su gesticulación muy teatral.

  importancia de la luz: Se buscan fuertes efectos de claroscuro, estudiándose atentamente la luz del emplazamiento. Es una luz dirigida, de fuentes pre­cisas,  aparentemente fugaz y de alto valor expresivo.

el color es también componente importante. Procede tanto de la policromía (en las esculturas de madera), como de los postizos (ojos de cristal, lágri­mas de resina, ropas naturales, etc.)e incluso de los efectos tonales pro­ducidos por la luz, como ocurre, por ejemplo, en las obras de mármol.

 la forma de expresión responde a un naturalismo realista: Exis­te un firme deseo de atenerse a la realidad (de ahí el gran desarrollo que va a tener el retrato) reproduciéndose de forma natural las diversas cali­dades de las cosas, desde las telas de los ropajes hasta la rugosidad de la piel, de tal manera que las figuras nos producen la más fiel sensación de realidad. El naturalismo realista lleva también al más variado estudio de las expresiones: dolor, alegría, etc.

 la temática es variada: la temática religiosa tiene un gran desarrollo como consecuencia del ambiente espiritual de la Contrarreforma: Destacan las apoteosis gloriosas de los santos, las escenas de éxtasis y los martirios. Gran interés despiertan también los temas mitológicos (especialmente en Francia) y alegóricos, así como la escultura ecuestre (casi siempre retratos) y la escultura funeraria.

Gian Lorenzo Bernini (Nápoles, 7 de diciembre de 1598 – Roma, 28 de noviembre de 1680) escultor, arquitecto y pintor italiano, uno de los artistas más destacados del Barroco.

El material preferido en Italia para la escultura, siguiendo la tradición del Renacimiento, es el mármol. El escultor MADERNA, al que podemos considerar como el que marca el tránsito de las formas manieristas post -miguelangelescas al barroco, en su obra Sta. Cecilia muerta,  inicia el camino hacia el naturalismo,  rasgo caracte­rístico del nuevo estilo. Pero el gran escultor barroco italiano,  cuya importancia es similar a la de Miguel Ángel en el Renacimiento, es BERNINI, cuyo estilo fue difundido rápidamente por toda Europa.

Santa Cecilia

Los rasgos principales de sus obras son el movimiento exaltado, un profundo realis­mo y el logro de las distintas texturas.

David de Bernini

Su David no es ya la figura de un joven preparado para la acción, como lo   interpretara Miguel Ángel, sino una figura en plena acción, cobrando una fuerza y un dinamismo inexistente en el David de aquel.

Rapto de Proserpina, Bernini (Detalle)

El Rapto de Proserpina es también obra de gran fuerza,  movimiento y realismo.

Perteneciente a un grupo escultórico ejecutado por el artista. Representa a Proserpina (Perséfone en la mitología griega) siendo raptada por Plutón (Hades en la mitología griega), soberano de los infiernos.

La posición, un contraposto retorcido, es una reminiscencia del Manierismo, y permite una observación simultánea del rapto (según se mira desde la izquierda) con Plutón tratando de mantener a Proserpina sujeta; de la llegada al Hades (mirando de frente, parece llevar en brazos a su víctima); y de la petición de Proserpina a su madre de regresar durante seis meses a la Tierra (si contemplamos desde la derecha, con las lágrimas de la mujer, el viento sobre su pelo y el Can Cerbero ladrando).

Apolo y Dafne, Bernini

El grupo de Apolo y Dafne reproduce el tema mitológico de la metamorfosis de Dafne en laurel, en el que ha sabido captar perfectamente el instante, un fugaz momento. Destaca el contraste de textura entre la áspera corteza del árbol y la suavidad de la piel del personaje.

Éxtasis de Santa Teresa (Boceto). Bernini

La temática religiosa está magníficamente conseguida en El éxtasis de Sta.Tere­sa en el que se advierten los rasgos de teatralidad, el naturalismo, la multiplicación de los pliegues de los ropajes, etc. típico del barroco.

Éxtasis de Santa Teresa. (Detalle), Bernini

Éxtasis de Santa Teresa, Bernini

Esa misma teatralidad la repetirá más tarde en la Muerte de la Beata Albertona 

beata albertona, bernini

Beata Alberton, (Detalle), Bernini

Su sentimiento escenográfico barroco queda de manifiesto en el conjunto monumental de la Exaltación de la cátedra de San Pedro del Vaticano.

Basílica de San Pedro

En la citada Cátedra de San Pedro, como en otras obras, Bernini se vale de la luz dirigida para subrayar el efecto pictórico de la escultura, aplicando el mismo concepto pictórico de luz concentrada que emplearán los pintores tenebristas.

Interior, Basílica de San Pedro

A Bernini se debe fundamentalmente el que Roma se convirtiera por antonomasia en la “ciudad de las fuentes“, tanto por las que él realizó :Fuente de la  plaza de España, Fuente de Tritón y la de los Cuatro ríos, todas ellas con bellísimas escultu­ras.

Fuente de los cuatro río, Roma. Bernini

Anuncios

Un pensamiento en “Gian Lorenzo Bernini: Escultura Barroca

  1. Una verdadera belleza poder contemplar estas magnificas esculturas de Bernini con todo lujo de detalles. Yo, siempre les llamo a este tipo de maravillas, ” regalazos” porque es cierto, encontrarte de repente con estas impresionantes obras de arte, te abre la mente, el corazón y, sobretodo el alma. Agradezo inmensamente a quien lo haya mandado. Mª Cristina Cadenas Coronado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s